Ringo Starr y Cacho El Kadri: Algunos hombres son buenos carpinteros

Ya lo habían dicho los muchachos de Un día Peronista que Ringo Starr es –hasta el día de hoy- un militante del campo popular que pugna por el advenimiento del socialismo, de un mundo libre justo y soberano. Ringo es el perfecto ejemplo de acompañante imprescindible. Quizás Lennon y Mc Cartney en muchos aspectos eran aparentemente superiores a Ringo, pero la militancia de Ringo, su pujanza, la actitud siempre lista para limar las diferencias entre esos súper egos hizo su presencia en los Beatles indispensable. Cuando en algún momento de la grabación de Le it be Ringo quiso abandonar la banda los demás miembros de la banda tuvieron que rogarle que se quedara.


Otro tipo de personaje imprescindible es Envar “Cacho” el Kadri -1941-1998-, fue lider revolucionario participó en las FAP que se fundó para combatir a la Fusiladota de 1955. Con otros compañeros intentaron hacer una guerrilla rural en Taco Ralo la cual fue descubierta y reprimida. Eso y otros tantos accionares le costaron cárceles e innumerables torturas. Cuando vino la dictadura se exilió en París donde hizo militancia denunciando las atrocidades de la junta militar y sus aliados. Mucha gente de la militancia revolucionaria lo tenia como referente, como institución en si mismo, alguien realmente humano. Aquel que no es que sea mejor o peor que otros, sino que transmite en su accionar de todos los días con sus errores y aciertos aquella alegría necesaria para seguir. La simplicidad y la humanidad en las grandes causas son necesarias. Hay gente que es mas humana que otra, y ojo no porque sea mejor o peor, es justamente por como actúan y por el aura que esta alrededor suyo impulsan a otros a seguir el ejemplo.


Pocos saben que allá por 1978 Ringo y Cacho compartieron cafés y plenarios en París. Tomaron un café en la rue de Vaugirard sentados en la vereda, siguieron derecho por esa calle –la mas larga de París-, mirando las minas que pasaban- cruzaron el Boulevard Raspail y se fueron a la plaza del Palais de Luxembourg a tomar unos mates con biscochitos. Seguramente hablaron de cosas simples y mundanas, de esas que habla uno, de las minas que pasaron, de la añoranza del Buenos Aires o del Liverpool natal y de la militancia revolucionaria; anda saber de que hablaron. Cacho El Kadri y Ringo son ese tipo de humanos, aparentemente simples, inmensamente humanos.


Los Beatles tenían la costumbre de que Ringo cantara por lo menos un tema por disco. Para recordar a estos Luciardos He aquí “Act Naturally” en una versión de Ringo con un gringo que nadie conoce.


1 comentario:

victoriaaaa dijo...

uhhhh kkk belloooo...este relato ...kk cositaaa el RINGO con el ENVARRR ...MUY MUY BELLOOOO -graciasss-Victoriaaaaa.