Montoneros: El musical


Los suecos son tipos buenos, y los progresistas suecos para que les cuento. Nos ha llegado la información que los dos ex integrantes varones de ABBA –impronunciables sus nombres- quieren hacer un musical parecido a “Mama Mia” pero basado en la historia de Montoneros. Hablaron con diferentes personas en el exilio y con el que produjo a Lanata. Bueno llegaron a un acuerdo. Este seria el afiche tentativo, rogamos a Dios que les vaya mal.


Aqui un tema del Cuarteto cuando hacian entrismo en Japón.

Notese con detenimiento la cara de pelotudos del staff masculino del grupo, no se puede creer. ¿Pueden los anglosajones seguir creyendosé la raza superior?


2 comentarios:

Hernán Amaya dijo...

lecuerdos de un pasado oscuuuulo!!!!!!

Ariel Corbat dijo...

Cuando al paso de los años se ve que algunos de aquellos imberbes dejaron crecer las barbas queriendo demostrar que no son estúpidos, la otrora temible organización Montoneros mueve a risa. La fórmula tragedia más tiempo igual a humor funciona implacablemente con cualquier actor social, y los montoneros no son la excepción; ni como organización, ni puesta la lupa en las historias personales de cada uno. Desde la confusión ideológica, “una mezcla de Clausewitz y Mao Tse Tung mal digerida” en palabras de Horacio Verbitsky, hasta aquello de ser la primera organización guerrillera que perdió las tropas y las armas antes que el dinero, según criticaba el Loco Galimba, pasando por pastillas de cianuro como la que engulló Paco Urondo (acaso decepcionado porque tomó las armas pero nunca encontró esa palabra), el desastre de lo que llamaron la “contraofensiva” (¡la contraofensiva!), la moralina guevarista, el sketch de los patéticos “cinco minutos de vestuario”, las condenas a muerte a montoneros desertores como Juan Gelman, y el iluminismo mesiánico de sus jefes, toda la historia montonera se torna ridícula resultando una sucesión de bloopers y gags muy APTA –con mayúsculas– para plasmarse en parodia cinematográfica. Aunque dudo que el INCAA, de momento, vaya a liberar subsidios para semejante proyecto. Ya llegará.