La yegua montonera de Kirchherr




Los Beatles todo aquello que han tocado lo han bendecido o quizás –seamos mas realistas- una vez que pasaron a la eternidad todo el mundo de su alrededor –mundano y vulgar como todos los mundos- tomó un aura sacro. Tal es el caso de Astrid Kirchherr quien conoció a los Beatles en Hamburgo cuando todavía no habían obtenido el suceso posterior. Fue novia de Stuart Sutcliffe que en ese momento era bajista de los Beatles, tocaba muy mal, era pintor, su único merito era ser muy amigo de John Lennon. Astrid los conoció junto a Klaus Voormann (eran como los calificaba Lennon Exist- porque eran existencialistas, una especie de Emos copados que leian a Sartre) en los cabarulos de Hamburgo en los que tocaban. Hay una película al respecto, Backbeat. Bueno la cuestión que esta chica y su amigo les tomaron fotos a los futuros Fabs Four –Voormann es el que hizo la tapa de revolver- que quedaron en el recuerdo de todo aquel que le gusten los Beatles y marcaron la estética del Rock. Las fotos son realmente excelentes

Lo que a mi me fascina es como esta historia banal de jóvenes –el triangulo entre Klaus, Astrid, Stuart- bien cosa de adolescentes, termina siendo una historia para ser recordada y contada. Será porque los Beatles fueron lo que fueron. Igual es una historia muy simpática.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lastima que era kirchherrista y no marxista lennonista.
Saludos dialécticos,
Federico Engels.

Nesty dijo...

Saludos desde Cuba


mis blogs

http://lavozdecuba.blogspot.com

http://vivacubalibre-habana.blogspot.com

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!